SONRÍE ERES UN SOL

UNA HERMOSA HISTORIA REVELADORA Y LIBERADORA

 

Hay una historia rusa, es una historia breve. En un pueblo todos llamaban idiota a un hombre, un joven. Desde su infancia había oído eso, que era un idiota. Y cuando tantas personas lo dicen -su padre, su madre, sus tíos los vecinos y todo el mundo- por supuesto, comienza a creer que debe ser un idiota.  ¿Cómo puede tanta gente estar equivocada? Y todos ellos son gente importante.

Pero cuando se hizo mayor y esto continuó, se convirtió en un absoluto idiota de remate; sin escapatoria posible. Él lo intentó con fuerza, pero cualquier cosa que hacía era considerada idiota. Esto es muy humano. Una vez que un hombre enloquece puede que vuelva a la normalidad otra vez, pero nadie lo va a tomar de nuevo como normal. Puede hacer algo normal pero sospecharás que debe haber algo insano en ello. Y tu sospecha le hará dudar y su duda hará tu sospecha mayor; entonces será un círculo vicioso. Así que este hombre intentó por todos los medios posibles parecer un sabio, hacer cosas sabias, pero fuera lo que fuera que hiciera la gente siempre decía que era una idiotez.

Un santo se hallaba de paso por allí. Por la noche, cuando no había nadie alrededor fue a ver al santo y le dijo: -”Ayúdame a salir de esta situación sin salida”. Estoy encerrado en ella. Ellos no me dejan salir; no han dejado ninguna puerta o ventana abierta para que pueda saltar afuera. Y cualquier cosa que haga, incluso si es exactamente lo que ellos hacen, aún así soy tomado por idiota. ¿Qué debo hacer? -El santo dijo: “Haz solo una cosa. Cuando alguien diga, ”Mira que hermoso es el atardecer”, tú dí, ¡Tú idiota, pruébalo! ¿Qué hay de hermoso ahí? No veo ninguna hermosura. Demuéstralo. Si alguien dice, “Mira que bella rosa, agárrale y dile, ¡Pruébalo! ¿En qué te basas para llamar a esa vulgar flor bella? Ha habido millones de rosas. Hay millones, habrá millones en el futuro. ¿Qué es lo que tiene de especial esa flor?. Y ¿cuáles son tus razones fundamentales que prueban lógicamente que esta flor es hermosa? Si alguien dice, ”Este libro de León Tolstoi es muy bello” , agárrale y pídele, “Prueba dónde está la hermosura; ¿Qué es lo bello en él? Es solamente una historia corriente, tan solo la misma historia que ha sido contada millones de veces, el mismo triángulo en cada historia; o son dos hombres y una mujer, o dos mujeres y un hombre, pero es el mismo triángulo. Todas las historias de amor son triángulos. Así que ¿Qué tiene de nuevo? El loco dijo: -”Eso es cierto”-. El santo dijo: -No pierdas ninguna oportunidad, porque nadie puede probar esas cosas; no pueden ser probadas. Y cuando no puedan probarlas, se sentirán idiotas y pararán de llamarte idiota. La próxima vez, a mi regreso infórmame de cómo van las cosas-.

Y a la siguiente vez que el santo regresó, incluso antes de poder encontrarse con el viejo idiota, las gentes del pueblo le informaron -”Ha ocurrido un milagro. Teníamos un idiota en nuestra ciudad y se ha convertido en el hombre más sabio. Nos gustaría que lo conocieras”. -Y el santo sabía quien era el hombre más sabio”. Dijo, ”Ciertamente me encantaría verlo. De hecho esperaba encontrármelo”.

 

-El santo fué llevado ante el idiota y el idiota dijo: “¡Eres un hacedor de milagros, un hombre milagroso! ¡El truco ha funcionado!” Simplemente comencé a llamar a todo el mundo estúpido, idiota. Alguien hablaba del amor, alguien hablaba de la belleza, algún otro puede que estuviera hablando de arte, pintura, escultura, y mi punto de vista era siempre el mismo: “¡Pruébalo!” Y porque no podían probarlo, ellos parecían idiotas. Y es algo extraño: Nunca esperé obtener tanto. Todo lo que quería era salir de esta idiotez confirmada. Es extraño que ahora no sea ya más, un idiota, me he convertido en el hombre más sabio, y yo sé que soy el mismo -y tú lo sabes también-”. Pero el santo dijo: “Nunca le cuentes este secreto a nadie. Guarda el secreto contigo. ¿Tú crees que soy un santo? Sí, el secreto quedará entre nosotros. Así es como me convertí en santo. Así es como tú te has convertido en un sabio. Así es como funcionan las cosas en el mundo.

REGRESAR >